Inicio > Noticias y política > Raíces de la controversia por la caricatura

Raíces de la controversia por la caricatura

Encontré este artículo que quiero compartir por este medio. Espero les sea de agrado.
 
Me llega un artículo interesante que decido reproducir a la letra debido a su importancia en estos días de incertidumbre y guerra santa entre el mundo árabe y occidente.

Raíces de la Controversia Sobre las Caricaturas

Por Nonie Darwish

La controversia creada por la publicación de las caricaturas del profeta Mahoma está completamente fuera de foco. Por supuesto, las caricaturas son ofensivas para los musulmanes; pero caricaturas en un periódico no justifican la quemada de edificios ni la matanza de inocentes. Las caricaturas no son la causa de la enfermedad de odio que existe en el mundo Musulmán y que vemos en las pantallas de televisión en las noches- solamente son síntoma de una enfermedad mucho mas grave.

Nací y me crié en el Cairo, Egipto, y en la Franja de Gaza. En los años cincuenta (1950s),  mi padre fue enviado por el presidente de Egipto, Gamal Abdel Nasser a encabezar la Inteligencia Militar Egipcia en Gaza y en el Sinai. Ahí mi padre fundó el movimiento de los Fedayines Palestinos o "resistencia armada," que lanzaban ataques a Israel a través de la frontera llegando a matar a 400 israelíes y a herir a mas de 900.
Cuando tenía ocho años, mi padre murió en uno de los ataques de los Fedayines. El Presidente Nasser lo declaró héroe nacional y lo nombraron "shaheed" o mártir. Cuando Nasser pronunció su famoso discurso anunciando la nacionalización del Canal de Suez, juró que todo Egipto se vengaría de la muerte de mi padre. En ese entonces, Nasser nos preguntó a mis hermanos y a mi, "Quién de ustedes va a vengar la muerte de vuestro padre, matando judíos?" Recuerdo que nos miramos y quedamos mudos; no supimos que responder.
En la escuela primaria en Gaza aprendí odio, venganza y desquite. Nunca se consideró la paz como una opción ya que esto era una señal de derrota y de debilidad.  En el colegio cantábamos canciones que contenían versos llamando a los judíos "perros."  En la cultura árabe a los perros se los considera animales impuros.
 
La crítica y el cuestionamiento estaban prohibidos. Cada vez que me atrevía a preguntar algo, me decían: "Los musulmanes no pueden amar a los enemigos de Dios y a aquellos que lo hagan recibirán misericordia en el infierno."  Cuando era joven, visité a una amiga cristiana durante el rezo de los viernes y juntas oímos los ataques contra cristianos y judíos que venían desde los altoparlantes del exterior de la mezquita, diciendo, "Que Dios destruya a los infieles y a los judíos, los enemigos de Dios. No hemos de ofrecer nuestra amistad ni hacer pactos con ellos."  Oímos a los seguidores responder, "Amen."  Mi amiga se asustó y yo me sentí avergonzada. No es fácil ser un infiel viviendo en tierra musulmana.  Fue ahí cuando por primera vez me di cuenta que había algo muy  equivocado en la forma en que mi religión se estaba enseñando y practicando.

Tristemente, la forma en que me educaron a mi no era única. Cientos de millones de musulmanes también han sido educados por décadas a culpar al Occidente y a Israel y a odiarlos,  como una manera de distraer al pueblo de los fracasos de sus líderes. Esto no ha cambiado desde la época en que yo era una niña en los años cincuenta.

La televisión pública Palestina exalta a los terroristas y los textos escolares continúan  negando la existencia de Israel. Existen más de 300 escuelas palestinas nombradas por "shaheeds" y en 1956 el colegio secundario más grande y más antiguo recibió el nombre de mi padre. Tanto en Egipto como en Gaza todavía existen carreteras con el nombre de mi padre… y los de muchos otros "mártires."  ¿Qué clase de mensaje se le está transmitiendo al público sobre los terroristas?  Que ser terrorista es ser un héroe.

Aquellos líderes que firmaron tratados de paz tal como el presidente Sadat, han sido asesinados. Hoy en día el presidente islamo-fascista de Irán se vale del sueño de convertirse en una potencia nuclear, de la negación del Holocausto y de amenazas de "borrar a Israel del mapa" para mantener el dominio de un país donde el desempleo, la prostitución, y la drogadicción  están fuera de control.

El hecho que Dinamarca está alistándose a asumir la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas,  ha contribuido a que Irán y Siria hayan alimentado el fuego de la controversia de las caricaturas. Este es un hecho fundamental, ya que se espera que la Agencia  Internacional de Energía Atómica refiera a Irán al Consejo de Seguridad y exija sanciones contra ese país. Al mismo tiempo, Siria está bajo escrutinio por su papel en el Líbano. Tanto Irán como Siria cínicamente buscan avergonzar a los daneses con el propósito de lograr sus peligrosos objetivos.

Pero las manifestaciones y los motines provienen de un público enfurecido. Desde mi infancia en Gaza, hasta el día de hoy, el culpar a Israel y al Occidente ha sido una industria en el mundo musulmán.  Esto le permitió a Arafat convertirse en un de los hombres más ricos del mundo-a pesar de que la mayoría de su pueblo vivía en la pobreza-. Cada vez que la paz parecía asequible, los líderes palestinos encontraban grupos dispuestos a hacer cualquier cosa para sabotearla, permitiendo que su propia gente fuera usada como línea delantera del jihad árabe. Los dictadores que rodean a los palestinos estaban encantados de explotar a los palestinos para así distraer al público de los problemas en sus países. La única voz fuera del control del gobierno que se oye en esas áreas, es la que proviene de las mezquitas y estos lugares de oración están llenos de llamados a jihad.

¿Acaso es de sorprenderse que la gente haya aprendido realmente a odiar después de décadas de indoctrinacion en una cultura que promueve el odio? La sociedad árabe ha creado un sistema que depende
del miedo a un enemigo común. Este sistema efectivamente ha logrado la unión, cohesión y sumisión en una tierra arruinada por odios tribales hereditarios, inestabilidad, violencia y corrupción egoísta. Es una dinámica dentro de la cual Israel y el Occidente son los enemigos útiles-los chivos expiatorios.  Los líderes árabes se preocupan más de culpar a  judíos y  cristianos que de ofrecer buenos colegios, carreteras, hospitales, vivienda, trabajo o esperanza a su propio pueblo.

Por treinta años viví en esta zona de guerra bajo opresión dictatorial de estados policiales, en la cual los ciudadanos competían por apaciguar y glorificar a estos dictadores y los trataban como dioses. La ciudadanía se veía obligada a guardar silencio y a fingir no ver cuando musulmanes torturaban y aterrorizaban a su propio pueblo. Yo fui testigo de asesinatos de mujeres jóvenes asesinadas por salvar el honor de la familia. También fui testigo de la opresión de la mujer, de mutilaciones genitales de niñas, y del impacto devastador de la poligamia en las relaciones familiares. Todo esto está causando la auto-destrucción de la fe musulmana.

Ha llegado el momento en que árabes y musulmanes defiendan a sus familias. No debemos permitir que líderes árabes y musulmanes utilizen al Occidente y a Israel como excusa para distraer a sus pueblos de su fracaso como líderes y de la libertad coartada.  Ha llegado el momento de no permitir que los líderes árabes se quejen de unas caricaturas, mientras ellos ignoran a  los que difaman a Islam al sostener el Korán en una mano mientras asesinan a inocentes con la otra.

Lo que necesitan los musulmanes es trabajo-no jihad. Excusas por las caricaturas no van a resolver los problemas.  Necesitamos esperanza. No necesitamos odio.  A menos que aceptemos que la cultura de odio es
la verdadera causa de los motines provocados por las caricaturas, esta reacción exagerada podría ser el principio de un choque de civilizaciones que el mundo no puede sobrellevar.

Nonie Darwish, hija de un ‘mártir,’  es escritora freelance y oradora internacional. En sus conferencias alrededor del mundo ella habla  de la necesidad de cambio en la sociedad musulmana con miras  a  un futuro mejor.  Se acaba de terminar una gira a través de Estados Unidos  como parte del programa "Madres para la Paz ("Mothers for Peace")  patrocinada por el "Israel Project." Para más información, visite www.theisraelproject.org.

Fecha: 2006-02-27
Consulta este artículo en línea en la sección de este colaborador
(http://www.mexico.com/lapalabra/index.php?method=colaborador&idcolaborador=64)

Categorías:Noticias y política
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: