Inicio > Pasatiempos > Como cambiar los faros del Nissan Platina

Como cambiar los faros del Nissan Platina

Pues bien. La cosa es no tenerle miedo y poner manos a la obra un día con tiempito y que hayas perdido la cita en el taller. La conducción nocturna requiere que contemos con un buen sistema de iluminación (vídeos explicativos los hay en youtube en la colección "La Segunda Oportunidad"). Una deficiente iluminación estresa cañón, y los viajes se hacen pesados y cansados.
Los faros originales solo duraron 4 años y medio, acusando una opacidad de casi 69% (ni sé eso, pero me encanta esa cifra); traía montados focos hella clear-blue (según la publicidad, una iluminación ‘parecida’ a la luz xenón -un completo fraude-); aparte de que no había posibilidad de restaurar las micas frontales. Bien, pasemos a la lista de herramientas y proceso.
 
Las Herramientas.
Necesitaremos: desarmador plano delgado de 20cms y desarmador de cruz -phillips delgado (MUY recomendable un desarmador multicabezas); juego de dados -autoclé-; cinta de aislar; focos de repuesto -cuartos, de posición y principal-; agua para beber; mucha paciencia.
 
El Proceso.
1.- Abrir el cofre. En la parte superior de la parrilla hay cuatro grapas-expansor de plástico. Remover los dos susperiores con extremo cuidado. Usaremos el desarmador plano para levantar el expansor y la grapa. No forzar la expulsión de la pieza. Por precaución, tener grapas de repuesto.
2.- Por debajo de las salpicaderas, hallaremos tres tornillos: dos de cruz y uno hexagonal. Los de cruz son fáciles de hallar, el hexagonal está oculto debajo de una tapa de plástico. Hallarlo es un reto. Pero lo hallas.
3.- Hecho lo anterior, con mucho cuidado despegaremos la fascia de las salpicaderas. En este punto parecerá buitre. Una vez liberada la fascia de los costados, de frente jalaremos con fuerza y firmeza el plástico, procurando que sea parejo. Con cuidado ponemos la fascia abajo (IMPORTANTE: No remover las lengüetas de sujeción) para poder intervenir en el área de faros.
4.- Tenemos los faros nuevos, y la cosa es instalarle los focos antes del montaje. IMPORTANTE: no mover los tornillos de ajuste de dirección y altura. Checar el manual para saber de cuáles lleva y comprarlos desde antes. Para los faros utilicé los ge nighthawk. Salieron bue-ní-si-mos. A pesar de ser halógenos normales, la intensidad luminosa es estupenda y, lo mejor, no deslumbra.
5.- Procederemos al desmontaje de los faros. LLevan tres tornillos hexagonales, con el dado -autoclé- los retiramos y con firmeza retiramos el faro malo. Desconectar cables y fijarse bien en el orden de instalación.
6.- Instalar conectores y focos en el faro nuevo; posicionarlo y empujar hacia adentro con firmeza y cuiado. El faro lleva en la parte inferior dos ojillos con una guía-grapa. La guía debe embonar muy bien en su lugar. Colocar los tres tornillos y dar un apriete suave (apretar en exceso rompería los ojillos). Encender luces y verificar funcionamiento. Los focos nighthawk aluzan entre amarillo y rojo (es normal).
7.- Hecho el montaje de faros, y verificado su correcto funcionamiento, procederemos al montaje de la fascia, haciendo el proceso a la inversa: de frente posicionamos la fascia, empujamos con firmeza, colocamos las grapas superiores, checamos que quede pareja, instalamos los tornillos de las salpicaderas.
8.- Las luces se deben calibrar en algún espacio firme y oscuro. Lo ideal sería en un taller con equipo especial de calibraje pero, de no haber, entonces emplearemos el tanteómetro. Previo al montaje de los faros (paso 4) no debieron moverse los tornillos de ajuste; sin embargo, la calibración de fábrica no siempre es la adecuada. Para ello, haremos la calibración por nuestra cuenta. Primero ajustamos dirección prefiriendo que el faro izquierdo apunte al centro y el derecho a su lado. Para ajustar el tornillo de dirección necesitaremos contar con la ayuda de alguien que tenga la mano delgada y dedos fuertes (ese tornillo se halla debajo del conector de focos principales; una mano grande o robusta de plano no cabe). Una vez ajustada la dirección, calibramos la altura dando vueltas al tornillo de ajuste que está en la parte superior del faro usando un desarmador plano delgado. Lo normal es que la línea de luz pegue en la defensa de un vehículo (de mismo tipo que el nuestro) estacionado a 2 metros delante de nosotros. El ajuste de altura es más sencillo, por lo que es dable hacer cuantos ajustes se requieran: la cosa es ver bien y no deslumbrar a los demás.
 
Algunas fotografías ilustran el proceso, lo que servirá de guía para poder hacerlo por nuestra cuenta (ver el album "cambio de ojos")
 
Sencillo ¿no?
Categorías:Pasatiempos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: